Fuegos

Una coproducció de Festival de Teatro Clásico de Mérida i Teatre Romea

A “Fuegos”, Yourcenar s'obre en canal i desafia els límits de la seva escriptura per aconseguir superar una gran decepció amorosa. Baix la direcció de Josep Maria Pou i de la mà de Carmen Machi encarnant a la mateixa Yourcenar, escoltem ara aquestes proses poètiques en les quals l'autora despulla tota la seva passió, ajudant-se de la veu de diferents heroïnes clàssiques interpretades per Cayetana Guillén Cuervo, Ana Torrent i Nathalie Poza.

Fitxa Artística
AUTORA: Marguerite Yourcenar
DRAMATÚRGIA: Marc Rosich
DIRECCIÓ: Josep Maria Pou

REPARTIMENT:
Carmen Machi
Cayetana Guillén Cuervo
Nathalie Poza
Ana Torrent

ESCENOGRAFIA: Sebastià Brosa
IL·LUMINACIÓ: Miguel Ángel Camacho
FIGURINISME: Lorenzo Caprile
CARACTERITZACIÓ: Toni Santos
ESPAI SONOR: Jordi Ballbé

COPRODUCCIÓ: Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida i Teatre Romea


  • Fuegos

  • Fuegos

  • Fuegos

  • Fuegos

  • Fuegos

  • Fuegos

  • Fuegos

  • Fuegos

  • Fuegos

  • Fuegos

  • Fuegos

“José María Pou realiza un trabajo magistral, equilibra y da cuerpo a las cuatro voces que son una, encauza inteligentemente este tratado y mueve a este cuarteto de formidables actrices con sabiduría y experiencia”. Juan Ignacio García Garzón. ABC

“José María Pou seduce a Mérida con una poética y emotiva versión de Fuegos. Las actrices brillaron a gran altura en un montaje que viste de simplicidad y elegancia la belleza del texto”. Imma Fernández. El Periódico de Catalunya

“Espléndido recital de monólogos en un sutil y reflexivo juego pirandeliano. José María Pou logra un trabajo compenetrado y seductor, de ritmo intenso que nos deja trémulos de emoción. Brillan voces perfectas en tonos, ritmos y volúmenes trágicos, que estrujan y conmueven”. José Manuel Villafina. El Periódico de Extremadura

“Cuatro grandes actrices se imponen en una hermosa obra”. Miguel Ayanz. La Razón

“Largos aplausos, bravos y el público en pie. José María Pou dirige un póquer de estrellas”. Justo Barranco. La Vanguardia